Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» OMMA ESTOY CONSTRUYENDO MI FICHA
Dom Ago 19, 2018 5:57 pm por Ice

» {Expediente} Formatos
Vie Ago 10, 2018 11:38 pm por Lilith

» Rangos Disponibles
Vie Ago 10, 2018 11:22 pm por Lilith

» {Guía 3} Familias
Vie Ago 10, 2018 11:13 pm por Lilith

» {Guía 2} Circus
Vie Ago 10, 2018 11:09 pm por Lilith

» {Guía 1} Razas
Vie Ago 10, 2018 11:07 pm por Lilith

» Físicos Ocupados
Vie Ago 10, 2018 10:59 pm por Lilith

» Reglamento General
Vie Ago 10, 2018 10:51 pm por Lilith

» Ambientación
Vie Ago 10, 2018 10:49 pm por Lilith

» {Hello Bitches}
Sáb Ago 12, 2017 7:14 pm por Ice

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 45 el Miér Jul 19, 2017 9:18 am.

Lilith || WebMaster

Arima? || Admin General

Ice || Admin/Designer
Academia Sora
Ambientación: Lilith
Las imágenes utilizadas en este foro pertenecen a sus respectivos dueños. Su uso implica solo fines recreativos y no monetarios.

Ambientación

Ir abajo

Ambientación

Mensaje por Lilith el Vie Ago 10, 2018 10:49 pm


Ambientación
Sky Ceciderunt

Los humanos, aquellos seres inferiores, habían sido reducidos durante los últimos años desde que los vampiros habían decidido salir de las sombras y dejar de esconderse. Los ataques de los vampiros hacia la civilización humana eran frecuentes, eran efímeros, reduciendo en pocos años en un 80% la población de los humanos.

La tierra sería gobernada ahora por los vampiros, dejando a los seres humanos como simple ganado para los vampiros. Una fuente de alimento y nada más.

Aquel se suponía que era el plan de los más poderosos vampiros. Sin embargo, el rey de los vampiros había caído en las redes del amor y no del amor de cualquier persona, si no de una de sus esclavas. Se trataba de nada más y nada menos que una simple mujer humana.

Un amor que debería estar prohibido y que dio el inicio a la raza que más temida sería: los damphirs.

La mujer había quedado embarazada del rey de los vampiros, sin embargo los nobles del reino vampiresco no estaban dispuestos a aceptar a una abominación como lo era aquella criatura que estaba por nacer. Los nobles, unidos ante la idea de que aquella raza era impura y manchaba toda su naturaleza, intentaron asesinar a la familia que había conformado el rey con dicha humana.

Sin embargo, antes de poder lograr dicho cometido, escaparon lejos de los nobles vampiros. El rey, junto a la mujer, se establecieron en un lugar apartado tanto de los humanos como de los vampiros, con la única decisión de vivir ahí y esperar morir en dicho lugar también tras el nacimiento del primogénito del rey.

Aquel bebé, era una niña. Su nombre: Lilith Ceciderunt.

Con los años, ante la soledad que se sentía en aquel lugar tan apartado, la joven damphir había escapado de casa, queriendo conocer más de los alrededores, de los lugares prohibidos por sus padres.

Aquello sólo trajo una nueva guerra, esta vez en contra de la joven damphir. Los vampiros y los humanos buscaban acabar con ella por tratarse de una abominación para ambas razas, sin embargo, ella era mucho más fuerte que cualquier vampiro o humano que existiera, incluyendo a los humanos que eran capaces de controlar la magia.

Dicha guerra acabó con la muerte del Rey de los vampiros al proteger a su hija de una muerte segura.

Dicho evento tan fuerte marcó su vida por completo, desatando un sentimiento maligno dentro de ella, convirtiéndola en algo semejante a un demonio, sedienta ya no sólo de sangre si no también de venganza. Deseando ver muertos a los causantes de la muerte de su querido padre.

Humanos y vampiros olvidaron sus diferencias ante tal amenaza e hicieron una tregua para poder detenerla.

Su única salvación había sido retenerla debajo del agua con ayuda de un hechizo muy poderoso, sellándola al fondo de todo, de esa forma evitando que volviera a salir de dicho sitio.


Años después.
Tras los acontecimientos de dicha guerra, cualquier damphir que nacía era mal visto. Los vampiros intentaron criarlos como si fuesen uno más de los suyos como una manera de no tener una desventaja contra los humanos, quienes se habían ido fortaleciendo con ayuda de la magia, aunque sin representar un gran peligro para los vampiros aún.

Sin embargo, los damphir aún seguían siendo repudiados por los vampiros por ser una raza impura y por el pasado que cargarían gracias a Lilith.

La tregua entre humanos y vampiros continuaba, por lo tanto los damphirs eran la raza utilizada como alimento por los vampiros, a pesar de que la sangre de los damphir reducía la vida de los vampiros.

Y aún cuando se creía que todo seguiría como estaba, secretamente, los humanos sobrevivientes a las guerras con los vampiros y contra la princesa damphir, comenzaron a entrenar a los más jóvenes para atacar a los vampiros con ayuda de la magia y, así, por fin derrocarlos, buscando la forma de encontrar un punto débil en ellos.

¿Sería acaso que la tregua podría perderse más pronto que tarde?

Además, ¿por cuánto tiempo más durará el sello de la princesa?

¿Serás capaz de ver el comienzo del fin de estas tres razas?
avatar
Lilith
Staff

Mensajes : 11

http://pecadoscapitales.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.